Transporte Terrestre

Listo el mapa de ruta tecnológica del transporte terrestre en México

Luego de casi dos años de investigaciones se publicó el Mapa de Ruta Tecnológica del Transporte Terrestre en México visión 2021–2050, un documento que contribuirá a la construcción de políticas públicas y normativas en el camino hacia la adopción de las tendencias tecnológicas globales en el transporte carretero y fe­rroviario nacional, que permitan la transición hacia un transporte moderno, eficiente, integrado, sostenible y competitivo.

El documento refiere que para lograr la transición tecnológica del transporte terrestre en México durante los próximos años es fundamental la participación vinculada entre el gobierno, empresas, academia y la sociedad civil.

“Uno de los principales retos para la transformación del transporte te­rrestre en México es la capacidad de analizar las tendencias tecnológi­cas y su impacto en la vida de los ciudadanos. Lo cual requiere vigilar las tendencias y una incorporación equilibrada mediante el desarrollo de políticas públicas y regulaciones. De esta manera, se tiene una clara transición y adopción de la tecno­logía con el fin de anticiparse a los riesgos potenciales de su uso. Sin embargo, las acciones de transformación son mucho más amplias, ya que deberán brindar las bases que faciliten la estabilidad de un proce­so de fomento, desarrollo tecnológico y adopción social sustentable”, según se lee en el documento.

El mapa de ruta fue impulsado por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), a través de la Dirección General de Autotransporte Federal (DGAF), la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF) y el Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

FUENTE: SICT

Acciones

Entre los puntos destacables del Mapa de Ruta Tecnológica del Transporte Terrestre en México se encuentran:

 Acciones para la transformación, enfocadas en promover la transformación del sistema sociotécnico del transporte terrestre desde su problemática y escenario actuales en México, hacia un régimen futuro deseable, basado en los hitos y tendencias del desarrollo tecnológico global.

Lo anterior contempla:

  • La creación de un observatorio del transporte terrestre en México.
  • Establecimiento de clúster y redes.
  • Planeación estratégica de gran visión del transporte.
  • Fortalecimiento de la coordinación interinstitucional a nivel gubernamental.
  • Rediseño de los procesos para la actualización de regulaciones.

– Acciones para la integración, enfocadas en integrar el transporte terrestre ferroviario, carretero e intermodal, para una operación coordinada eficiente, donde cada modo de transporte atienda de manera adecuada y óptima el nicho de tipo de carga, demanda y distancia que le corresponde.

Lo anterior contempla:

  • Priorización del uso eficiente y efectivo de la tecnología disponible.
  • Automatización de terminales intermodales, puertos secos, terminales y operaciones de transvase.
  • Modernización de los sistemas de seguimiento de mercancías, que incluye: un Plan de transición gradual de modernización de las redes de comunicación de alta velocidad; Plataformas de gestión de bases de datos consolidadas y un Diseño e implementación de una estrategia de ciberseguridad y el desarrollo de normas asociadas.

– Acciones para impulsar el desarrollo competitivo, estas se centran en identificar nichos de oportunidad para el desarrollo y la aplicación de la tecnología, que incentiven e impulsen el desarrollo competitivo de la industria automotriz de vehículos pesados y ferroviaria nacionales, con visión de sustentabilidad y energías renovables, integrando la participación de centros de investigación y universidades para la innovación, el desarrollo tecnológico y la formación post profesional especializada.

Lo anterior contempla:

  • Integración de cadenas de valor agregado en el sector transporte.
  • Mejoramiento de la eficiencia en la tecnología existente.
  • Implementación de un sistema BIM en el transporte terrestre nacional.
  • Homologación tecnológica con los socios comerciales del T-MEC.
  • Educación tecnológica en materia de transporte.

Co-beneficios

Entre los beneficios colaterales de la transición tecnológica del transporte terrestre se pueden enlistar las mejoras en la eficiencia del sector para aumentar la competitividad, progresos en la seguridad y la reducción de accidentes, asimismo, apoyos a la innovación en la industria automotriz.

A la par, respaldar la innovación y modernización de las cadenas de valor de los sectores productivos, así como la promoción de la sostenibilidad ambiental y su contribución con las me­tas climáticas del país, mejorar la calidad del aire y la salud pública y contribuir a la sostenibilidad y seguridad energética del país.

Fuente: T21

Imagen: MasContainer

Ver artículo original

Volver a página de inicio

About the author

Alejandra Castañeda Rojas

Add Comment

Click here to post a comment