Transporte Terrestre

Toman primera radiografía a las agencias de vehículos pesados en México

Una industria informada, es una mejor industria. Bajo este precepto Charín Regules, presidenta del Comité de Camiones de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), impulsó la generación de estadística, nunca antes desarrollada en el país, sobre la situación de las distribuidoras de camiones en México.

En entrevista con T21, describió que su meta como presidenta del Comité de Camiones de la AMDA es tener disponibilidad de indicadores reales del sector, a propósito de la publicación de la Radiografía G20 del sector: Vehículos Pesados en México.

“La información es poder. Sólo con información se puede saber si los negocios van caminando o si los ingresos son acordes al mercado, por ejemplo. Estoy convencida de que las distribuidoras informadas somos mejores empresas, porque si no te contrastas con tus pares, no tienes la menor idea de dónde estás parado y no puedes aplicar estrategias para optimizar el negocio. Para nosotros es muy importante tener información fidedigna del mercado de la distribución de equipo pesado en México”, dijo.

Áreas de oportunidad

Regules detalló que las distribuidoras se enfrentan a diversos retos para dar continuidad al negocio, por ejemplo, ha sido crucial hacer más eficiente el nivel en sus inventarios de refacciones, de lo contrario se corre el riesgo de caer en desabasto o en tiempos de espera largos tal como sucedió el año pasado.

En cuanto a la disponibilidad de unidades, puntualizó que la situación ha representado un freno de mano para el despunte del mercado y para el crecimiento de los transportistas por sus necesidades de renovación. “No hemos sido lo suficientemente capaces de surtir todas las unidades que requieren nuestros clientes”, aceptó.

Sin embargo, las concesionarias han avanzado año contra año debido a que el área de postventa creció con clientes que normalmente hacían renovaciones muy cíclicas y, ahora que han retrasado las inversiones, las unidades requieren de reparaciones mayores, esto es lo que ha contribuido al avance de los distribuidores.

Los datos revelados en la Radiografía G20 del sector: Vehículos Pesados en México mostraron que los departamentos de postventa pueden cubrir los gastos administrativos fijos e indirectos del negocio, debido que los distribuidores presentaron una absorción del 108% durante el primer trimestre del año (1T23).

Charín Regules aseguró que “vemos la problemática en común como industria, y a raíz de la pandemia ha habido y está habiendo muchos cambios en los distribuidores de todo el país. Lo que se quiere empujar como asociación es identificar las necesidades que hay por regiones y trabajar para solventarlas”, y para ello la información es un arma poderosa.

Termómetro del sector de vehículos Pesados en México

Puntualmente, la Radiografía G20 del sector: Vehículos Pesados en México reveló que durante el 1T23 la venta de unidades nuevas representó el 45% del negocio de las distribuidoras de vehículos comerciales pesados.

Otro dato para resaltar es el incremento del personal en las agencias que está en el orden del 11% en comparación con el mismo periodo del año pasado, este crecimiento se dividió en el área operativa -que incluye mecánicos, técnicos, asesores de servicio y vendedores-, estos alcanzaron un 9%, y en la parte administrativa un crecimiento de casi el 12 por ciento.

Se detalló también que los gastos en las agencias han tenido un incremento de 26.1% (sin considerar la parte inflacionaria) esta es una variación nominal derivada de los gastos variables y las inversiones en el personal.

Otro crecimiento que se está teniendo es en el plan piso, al pasar de 25 días de suministro en los patios de las agencias en el 1T22 a 32.4 días en el mismo periodo de 2023. Efecto que se ha dado a la inversa en los inventarios de seminuevos que están teniendo mucho menos días, lo que revela que también está haciendo falta el producto.

En cuanto a la productividad en la venta pasó de 5.8 unidades mensuales por vendedor durante el 1T22, a siete en el 1T23. En lo referente a las unidades usadas no ha habido un cambio marcado, puesto que se siguen manejando 3.6 unidades para el periodo citado. En cuanto a las horas de trabajo por mecánico, se promediaron 30.8 horas a la semana.

Finalmente, la Radiografía G20 del sector: Vehículos Pesados en México reveló que en cuanto a la proeficiencia (tiempo venta vs. el tiempo disponible), se observa que las agencias están logrando vender el 77% de su tiempo disponible, lo que significa que todavía tienen espacio y capacidad instalada para seguir atendiendo a los clientes.

Fuente: T21

Imagen: T21

Ver artículo original

Volver a página de inicio

About the author

Alejandra Castañeda Rojas

Add Comment

Click here to post a comment